Te mostramos las mejores técnicas para pintar retratos

iraila 17th, 2017 by Leave a reply »

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano y su deseo de permanecer en el tiempo han hecho del retrato uno de los géneros más importantes y recurridos de la historia del arte. De esta forma, infinidad de artistas han ido perfeccionando distintos métodos que fueran capaces no solo de mostrar una perfecta similitud con el modelo retratado, sino que expresaran rasgos clave de su personalidad o un sentimiento determinado, pero ¿te has preguntado alguna vez cuáles son las mejores técnicas para pintar retratos?

Grafito

Sin duda, una de las técnicas más utilizadas y que primero se nos viene a la cabeza, no es otra sino que el grafito. Este método permite dotar a la obra de una gran precisión en cuanto a luces y sombras se refiere, consiguiendo así una sensación de dimensión y profundidad que la hace parecer muy realista. Además, permite a los artistas captar un profundo nivel de detalle en diversos rasgos faciales característicos de la persona en cuestión. Por otra parte, la ausencia de color es del gusto de muchos ya que consigue un acabado más clásico que el que puedan brindar otro tipo de procedimientos.

Acuarela

Otro de los favoritos de los artistas para llevar a cabo la realización de retratos y que cada vez está más en auge es la acuarela. La versatilidad y posibilidades que ofrece este método llevado a la práctica para inmortalizar un rostro son infinitas. Gracias al amplio abanico de colores y tonalidades disponibles y a la manera de hacerlos interaccionar, creando innumerables niveles de trasparencia o teniendo en cuenta el nivel de humedad aplicados, se pueden realizar retratos con distintos estilos que proporcionan diferentes grados intencionados de realismo. Esto también se consigue según el tipo de pincel o el nivel de rugosidad del papel utilizado, por ejemplo, y decidiendo cómo interactúa el rostro con el fondo o la uniformidad y tamaño de la pincelada.

Grafito y acuarela

En pocas ocasiones, dos técnicas artísticas combinan tan a la perfección ofreciendo lo mejor de ambos procedimientos, especialmente para este tipo de trabajos. Los retratos que aúnan grafito en mayor proporción y detalles en acuarela o, en ocasiones, estos distribuidos en partes iguales, ofrecen resultados clásicos y elegantes que a su vez resaltan rasgos concretos que pueden asociarse a sentimientos aportando un contraste más que interesante. Si estás interesado en ver algunos magníficos ejemplos en los que se ha utilizado esta técnica, te animo a que visites el siguiente enlace, donde también puedes encargar un retrato por encargo.

Óleo

También recurrido en innumerables obras de este género, no nos podemos olvidar del óleo. Esta técnica que se sirve del material resultante de mezclar diferentes pigmentos y aceites, se utiliza a menudo cuando se pretende alcanzar un resultado con menor luminosidad y tonos más apagados, además de transiciones más dulces difuminando los colores colindantes. Mediante el óleo también se puede alcanzar un alto grado de realismo y en ocasiones efectos parecidos a la fotografía.

Estas son algunas de las técnicas más comunes y destacadas en cuanto a la realización de retratos se refiere. ¿Conoces alguna otra?

Advertisement

Utzi erantzuna

*

Tresna-barrara saltatu